8 Señales que te avisan de un cambio de ciclo

Como aprender a identificar y enfrentarse con un cambio de ciclo.

Silma - 2019-09-23 12:07:00

8 Señales que te avisan de un cambio de ciclo

Tenemos claro en que desde que las personas venimos a este mundo, lo hacemos para cumplir una misión, la cual  se nos ha asignado de antemano. Algunos aceptan su tarea como debe ser y otros se tuercen por el camino, motivo por el cual deben volver a reencarnar para cerrar el ciclo de su vida anterior. Ahora vamos a ver 8 señales que te avisan de un cambio de ciclo para aprender a comprenderlas mejor.

¿Cuáles son las 8 señales qué avisan un cambio de ciclo?

Cada persona puede presentar diferentes cambios físicos, mentales, espirituales durante su vida, los cuales de una u otra forma tratarán de avisar que algo bueno o malo está por suceder, bien sea en su entorno laboral como familiar. La vida todos los días nos enseña un sinfín de cosas y las dejamos pasar sin darnos cuenta.

cambios y como afrontarlos

Cambios hormonales

Se trata de cambios en el comportamiento de las hormonas y pueden anunciar la llegada de un nuevo ciclo, como lo es el desarrollo de una joven adolescente, la menopausia en una mujer madura, un embarazo, un aborto involuntario, el abrenuncio de alguna enfermedad, el comienzo de un estado depresivo y muchos otros ciclos que pueden cambiar la naturaleza de la persona para bien o para mal.

Cambios espirituales

Estos cambios de origen espiritual tienen su origen en las creencias religiosas, puede que una persona que se mantenía relativa inactiva en su iglesia, decida por alguna motivación comenzar a asistir a los diferentes cultos.

Esto les puede suceder a algunas personas desde su niñez, hasta algunos casos en que este comienzo de ciclo religioso puede tener su inicio en la edad adulta o hasta en la senectud.

Cambios sociales

Los cambios sociales vienen acompañados generalmente dentro del marco de un cambio hasta de identidad, un matrimonio, operaciones por cambios de sexo, ascensos en los trabajos.

Si se trata de haber obtenido un título universitario, pasa de ser un simple bachiller, a ser nombrado con “Doctor” o Licenciado por delante. Si abrazan un título religioso entonces se les llamará “Padre” o “Sor” antes de su nombre.

Cambios Políticos

Cuando las personas alcanzan algunos escaños dentro del mundo de la política pueden ser nominados a cargos que les merecerán el título de alcalde, presidente, concejal, magistrado, o cualquier otro tipo de funcionario con sus debidas denominaciones.

Cambios Económicos

Aunque este tipo de cambio lleva consigo otros cambios trascendentales de corte civil (Matrimonio), cultural (Alcanzar un nivel cultural que te identifique con un título) Religioso (Tomar los hábitos o investimento, votos de pobreza). Algunas veces ocurren cambios de estatus económicos repentinos relacionados con cualquiera de las situaciones antes mencionadas y muchas más.

Cambios de estilos de vida por mudanzas

Cuando una persona se cambia de barrio, de ciudad o hasta de país, puede sufrir cambios significativos en su estilo de vida. Tal vez comience una nueva vida con nuevas amistades, se inscriba en un gimnasio, comience a realizar nuevas actividades y frecuentar lugares que antes no solía. Esto puede originar que la persona se sienta eufórica o deprimida, todo depende del cristal con el que mire su nueva vida.

Cambios corporales

Son aquellos tipos de cambios relacionados con el aspecto físico de las personas que pueden significar un simple cambio de look en el peinado, en el corte de pelo, en el estilo de vestir o cambios mucho más radicales como una pérdida significativa de peso, o al contrario ganar unos cuantos kilos que pudieran favorecernos o perjudicarnos.

Cambios de hábitos

En este tipo de cambios, podemos incluir los buenos o los malos hábitos. Las personas que se deslastran de un mal hábito como la droga, el tabaco o el alcohol, habrán dado un gran paso hacia adelante, no solamente para comenzar a disfrutar de nuevos afectos y simpatizantes, sino para prevenir una gran cantidad de enfermedades o condiciones sociales por demás desagradables.

Puede que por el contrario, no se trate de desprenderse de un hábito, sino de contraerlo, en este caso si el hábito es uno de los antes mencionados, les podemos augurar lo peor por el hecho de haber comenzado a transitar por un camino oscuro y sin salida, o por lo menos no con un final feliz. Todos los cambios son el preludio de un nuevo ciclo.

Cambio de ciclo

Llega un fin de ciclo

Llegar al final de un ciclo de la vida, no siempre es bueno ni necesariamente malo. Hay veces que nos sentimos como si dieramos un salto al vacio, pero si, como decía Paulo Coelho en El Alquimista, somos conscientes de "las señales" que nos indican el camino a seguir, podremos conseguir nuestros objetivo en la vida y la felicidad.

Si se llega al fin del ciclo de la vida, estaríamos hablando de la muerte que en este caso es solo el comienzo de otro ciclo que quien sabe si será mejor o peor. Para algunos es un ciclo eterno de falta de entidad, para otros es un ciclo de aprendizaje y para otros cuantos se trata de una simple mutación.

Llegar al final de un ciclo por otra parte, puede tratarse de un ciclo o etapa de tu vida en que dejas de ser… para comenzar a ser…Cuando cierras un ciclo de tu vida, esto trae como consecuencia ineludible el comienzo de otro nuevo que acaso puede ser mejor o peor, pero nuevo al fin, por lo tanto siempre requiere de una preparación.

¿Qué síntomas se pueden evidenciar cuando un ciclo se va a cerrar?

Esto va a depender obviamente del tipo de ciclo que se va a cerrar, si es el de la vida puedes notar la pérdida de la salud o acaso algún presentimiento de que algo te va a suceder, tal vez pesadillas o premoniciones.

Se cierra un ciclo y comienza otro

Claro que el cierre de un ciclo es el comienzo inequívoco de uno nuevo. Sea cual sea la categoría de ciclo que se esté cerrando, dará paso a un nuevo ciclo, el cual debes afrontar con naturalidad y saber adaptarte a una nueva situación según sea el caso y lo que este implique.

Muchas personas se asustan y tienden a ahogarse en un vaso de agua, cuando un ciclo nuevo está en puerta, debemos estudiarlo y saber a qué es lo que nos estamos enfrentando. Por ejemplo si se trata de un cambio de vida por haberse casado, graduado o metido en un convento, se debe ajustar la mente a este nuevo record que debes asumir para representarlo con la mejor disposición, si es un divorcio, lo mismo.

Por otro lado no podemos dejar de lado los ciclos que comienzan cuando una persona debe enfrentarse a una larga enfermedad que debemos combatir.El comienzo de un ciclo para recuperarnos de la pérdida de un ser querido que nos ha sumido en duelo, también requiere de mucha fuerza de voluntad. Todos los ciclos implican esfuerzo, entereza y una buena disposición de asumir los hecho tal y como se nos presenten.