7 Lugares misteriosos en Aragón que puedes visitar

Lugares misterioros que se encuentran muy cerca de ti y merece la pena conocer

Silma - 2019-04-24 14:30:00

Desde tiempos ancestrales, por las tierras de Aragón han pasado muchas culturas. Se han desarrollado batallas, comunidades e inclusive durante su reinado,  junto con el reino de León, se fundó lo que hoy conocemos como España.

Contamos con muchos lugares llenos de misterio en el mundo y en España, (teneís algún post sobre ellos), pero hoy vamos a adentranos y viajar por esta preciosa Comunidad que, además de ofrecernos todo tipo de actividades lúdicas y gastronómicas, cuenta también con muchos sitios históricos curiosos que apasionaran a los amantes de los misterios.

La Ermita de San Benito de Orante

Cuando visites San Benito de Orante, observa y siente que, cuando la gente entra en esta ermita, experimenta una verdadera transformación. Muchos se desmayan, otros rompen en un llanto inesperado e inexplicable, todo esto ocurre sin que nadie pueda dar crédito a lo que ocurre y sin poder evitarlo.

El lugar donde se encuentra ubicado este templo, es muy especial. Se han encontrado restos de antiguas culturas, posiblemente celtas. Poseedores de una sabiduría ancestral que controlaba el telurismo de la madre tierra,  eligieron precisamente ese lugar de contrucción del templo por las energías que se aquí movían.

El pequeño ventanuco que tiene la ermita en la cara oeste; se ha descubierto que este posee unas paredes irregulares en los laterales que no son paralelas entre si. La piedra de la izquierda está alineada con la orientación e inclinación de los equinoccios y la piedra de la derecha, bastante más inclinada, señalaría el solsticio de verano. Solo el solsticio de invierno no está reflejado aquí... aparentemente.

Este templo o la máquina que en realidad es, funcionaria cuando la luz del atardecer de los equinoccios o del solsticio de verano, entrara por el ventanuco y haría coincidir el haz de luz con el óculo pentagonal de la entrada, trazando un rayo en su interior que comunicaría las dos ventanas mediante el mismo. El resultado sería el poder observar como se ilumina desde el exterior el pentáculo que hay sobre la puerta de entrada. En este momento (cuando el sol "muere") sería cuando funcionaria el poder de curación del templo. De ahí la "muerte" representada en el crismón, ya que el sol muere todos los días para renacer después, lo que nos lleva a la conclusión de que, en el fondo, se estaría haciendo  una alegoría a la resurrección.


La energía de esta "máquina" templo, supuestamente solo funcionaría cuando se produce este efecto del sol, que son en unas fechas señaladas y no siempre. El resto del año, las energías que allí se muestran pueden llegar a ser dañinas para algunos de sus visitantes. Precisamente por eso mismo sus constructores lo crearo así.


Solo cuando la luz fluye entre las dos ventanas, se generaría un ambiente energético neutro o positivo por la acción vibratoria de la luz, que haría posible que se realizasen prodigios o sanaciones en su interior. La luz es la clave de funcionamiento de este templo. Aunque estemos el día señalado de nada nos vale, ya que hace falta la frecuencia vibratoria lumínica por su interior para que todo se ponga en marcha.


A día de hoy, este efecto no se produce ya en el interior del templo, debido a que en la remodelación de esta ermita en la segunda mitad del 1700, se tapó el ventanuco, por lo que el rayo de luz ya no irá mas por el interior de este templo y por lo tanto, esta "máquina" no funcionará mas como sus creadores la concibieron.

Ermita de San Benito de Orante

La Catedral de Huesca

Es en la capilla de San Joaquín situada en el lado de la epístola de este templo del siglo XIII,  es donde se produce en cada uno de los equinoccios el fenómeno de la "asoleación" de la imagen de la Inmaculada Concepción, situada en lo más alto de la reja y en una posición centrada que cierra la capilla. 
 
Durante los cinco días previos y posteriores a los equinoccios entre las 12 del medio dia y las 13h, la luz del sol entra por una ventana situada el parte superio de esta capilla ,a la izquierda del altar e incide por detrás en la talla de la Inmaculada Concepción, dando como resultado una visión frontal que raya en lo divino, ya que parece que la luz emana de la propia figura de la Virgen. Todo ello se ve aumentado por la multitud de pequeños cristales de colores que enriquecen mas aún la visión de este fenómeno.

 La capilla sufrio una remodelación en el año 1665, cambiando su estilo gótico original por el barroco primitivo. La información por parte de la iglesia acerca este efecto provocado por la luz es a partir de ese momento, aunque hay que apunta que la ventana por donde se filtran los rayos del sol, estaba antes de la remodelación y no fue tocada.

Este templo está dedicado a "La transfiguración del Señor" pero en la ciudad de Huesca es conocido como la catedral de Santa Maria.
Catedral de Huesca
 

Trasmoz

Siempre rodeado de misterio a lo largo de los siglos, de leyendas sobre brujas y aquelarres, Trasmoz es el único pueblo maldito y excomulgado de España.
 
Este pequeño municipio zaragozano de apenas 80 habitantes,  se encuentra situado en la falda del Moncayo y cuentan que su castillo lo construyó un mago llamado Mutamín en una sola noche. 
En el siglo XIII se decía de Trasmoz estaba rodeado por los territorios que controlaban los monjes de Veruela, el monasterio se encuentra a pocos kilometros de allí. Se dice que en su Castillo lo que realmente se hacía era acuñar monedas falsas que minaban los ingresos de Veruela. Y fueron estas las razones que realmente hicieron que excomulgaran al municipio por orden papal.
 
Con régimen y recursos propios por gracia de la Corona, cuentan que en aquel pueblo la herejía era una actividad constante.

Becquer vivó por un tiempo en el Monasterio de Veruela. Allí trató de curarse de la tuberculosis que padecía. En ese lugar escribió sus famosas “Cartas desde mi celda” y leyendas ambientadas en el paisaje que le rodeaba en su etapa creativa. Escribió:

“Los sábados, después de que la campana de la iglesia dejaba oír el toque de las ánimas, unas sonando panderos, y otras, añafiles y castañuelas, y todas a caballo sobre escobas, los habitantes de Trasmoz veían pasar una banda de viejas, espesas como las grullas, que iban a celebrar sus endiablados ritos a la sombra de los muros de la ruinosa atalaya que corona la cumbre del monte”.

La existencia de brujas en Trasmoz se encuentra documentada por antiguos escritos. Se cuenta  que maldecían, echaban males de ojo, propagaban las enfermedades e incluso que  destrozaban las cosechas.

La tía Casca es muy nombrada. Los vecinos la arrojaron en el año 1850 por un barranco. La acusaron de hacer daño a los niños, animales y cosechas. Bécquer escribió que en ese lugar quedó entonces su alma, errando en pena.

Otra bruja famosa es Dorotea. Ella fue víctima del encantamiento de otras brujas ya que su tío, el párroco Mosén Gil, trató de exorcizar el lugar.

La Tía Galga y su hija hacían lecturas del destino y potajes milagrosos. Las recuerdan con cariño porque aplicaban remedios con plantas que recogían de las faldas del Moncayo.

La Torre del Homenaje ha sido restaurada y se utiliza como museo del Castillo. Es de interes señalar la celebración de unas jornadas dedicadas a la brujería y las plantas medicinales que atraen a miles de personas en cada edición el primer sábado de Julio.

Trasmoz

El Pozo de San Lázaro

Esta sima pertenece al rio Ebro y está ubicada entre dos arcadas del Puente de Piedra de Zaragoza, bajo el Balcón de San Lázaro. La leyenda cuenta que no tiene fondo y que allí habitan extrañas criaturas, que comunica con el mar y que muchos suicidas han elegido tirarse por él y sus cuerpos nunca se han encontrado. En 1971, un autobús se precipitó al río. Murieron 10 personas pero solo se pudo rescatar un cuerpo. Los restos del autobús no serían recuperado hasta 10 años después.

En 1975 un grupo de buceadores rompió la leyenda cuando hicieron una inmersión al pozo para depositar la imagen de la Virgen del Pilar. Entonces se comprobó que tenía un fondo de 18 metros de profundidad con peligrosas corrientes.

Pozo de San Lazaro

Laspaules

Este municipio situado en la comarca de Ribargoza este municipio tiene parque temático embrujado: 'Brujas de Laspaules' abierto al público las 24 horas del día. En medio del monte y a través de un camino de fácil acceso, el parque ofrece paneles informativos y escenas de lo que allí sucedió. A finales del siglo XIV, cerca de 30 mujeres fueron ajusticiadas allí acusadas de brujería. Los papeles oficiales que lo confirman fueron encontrados por el párroco de la localidad en el campanario de la iglesia. Aunque solo constan un par de decenas en los manuscritos, se sabe que se ejecutaron a muchas mujeres más.

Con imaginación y reforzados por datos históricos, se pueden observar formaciones geológicas que recuerdan al punto de concentración de los aquelarres y el Museo de Tortura. Todo ello rodeado de un bello entorno natural.

Laspaules

CÁRCELES DE LA COMARCA DEL MATARRAÑA

Muchos de los pueblos medievales de las comarcas del Maestrazgo y el Matarraña guardan historias terroríficas en el subsuelo. Allí, bajo los edificios municipales y en agujeros subterráneos, se ubicaban las cárceles y las mazmorras. En torno al siglo XVI, cientos de presos pasaron días, meses y años en estos espacios pequeños, sombríos, húmedos, aislados y rodeados de terror.

En la actualidad, se organizan recorridos turísticos por las diferentes cárceles del Matarraña. Existen varias combinaciones que incluyen varios de los pueblos en los que se pueden visitar este tipo de celdas: Cretas, La Fresnada, Fuentespalda, Fórnoles, Mazaleón, Monroyo, Ráfales, Peñarroya de Tastavins, Torre de Arcas, Torre del Compte, Valderrobres, Calaceite… Se tratan de mazmorras del Antiguo Régimen en las que todavía quedan restos de los cepos y grilletes utilizados para inmovilizar y maniatar a los presos.

Cárceles Matarraña

LA CASA DEL MAL Y EL BIEN EN ÉPILA

En esta ocasión nos adentramos en una casa particular, situada en una finca alejada de Épila, con una decoración llamativa que esconde historias escalofriantes. Las figuras y el decorado de su fachada recuerdan a una casa del terror, ya que demonios, cruces, sangre y figuras grotescas rodean la casa sin ningún tipo de orden aparente. El “art brut” se estudia en las universidades y hay gente que recorre medio mundo en busca de sus manifestaciones. El matrimonio que vive en esta casa ha explicado en alguna ocasión que esta decoración es fruto de las malas vivencias que han experimentado y Julio Basanta ha hecho de su hogar un enorme expositor de sus obsesiones vitales.

Las muertes violentas de su hijo y de su hermano han inspirado las estatuas que decoran la fachada de su casa. Sin orden, armonía, ni planificación. Cada figura responde a un patrón estético distinto. Caras de maniquíes, calaveras construidas con materiales sintéticos, monstruos inspirados en la estética del manga japonés, cruces, textos apenas inteligibles, fisonomías importadas de Mordor, faraones egipcios, Nosferatu, Pokemon, Juana de Arco, esvásticas…

Casa del Bien y del Mal